Bienvenido a

Hilo de vida

Síguenos en

SEXO. Cuatro letras, una palabra con una gran denotación

SEXO. Cuatro letras, una palabra con una gran denotación

Con un significado manifiesto “conjunto de actividades y comportamientos relacionados con el placer sexual”, pero al que a veces sumamos significados incorrectos, como “penetración”. Fin. ¿Por qué? Cuando entiendes que ese no es el fin, es cuando hallas el camino al placer.

La sexualidad empieza con la sensualidad, con las sensaciones producidas por los sentidos. La vista, el oído, el tacto, el gusto, el olfato… “Te miro, te sonrío…” y ahí empieza un juego que contribuye al deleite.

Cierto es que el cáncer amainó mis sentidos

Se limitaron a hacer sus funciones básicas. Algunas de ellas me hubiera gustado obviarlas. Sabores metálicos, olores que removían mi estómago delicado por la quimio… Y el placer se perdió. Entre visitas al médico, quimios y reflejos en el espejo. Sí. El sexo se quedó en un segundo plano.

¿Qué digo? En mucho más planos por debajo. Mi cuerpo no era capaz de erizarse, ni de sentir, ni de gozar… Estaba en plena pelea contra algo antinatural.

Pero hoy ha pasado el tiempo. Mi cuerpo comienza a liberarse de lo tóxico. Pero el cáncer sigue estando en la sombra. Me recuerda que ha deteriorado mi cuerpo, que se ha llevado un pecho en el camino, me ha atrofiado a nivel sexual… Pero hoy quiero ser yo la que, por poco que pueda, lleve las riendas de la situación. No me quiero conformar. Ya se llevó un tiempo de mi vida, ahora no hará lo mismo con mi tiempo de tregua o todo el tiempo que me quede por vivir.

Quiero volver a sentir. A estremecerme. Y no lo buscaré en manos de nadie. Hoy sé, porque así lo he aprendido, que soy capaz de encontrar estrategias de resiliencia, de superar circunstancias traumáticas, de reponerme. 

Disfrutemos del sexo como una necesidad básica del ser humano

Busquemos los beneficios que nos aporta. Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, disminuye la presión arterial, aumenta la autoestima y la felicidad, bloquea el dolor… ¿No te gustaría obtener dichos beneficios? La receta es fácil. SEXO. Pero ¿por dónde empezar? Olvidando un fin que no sea el gozar, el disfrutar. La predisposición es importante. Es cierto que cuanto menos practicas, menos ganas se tiene.

Pero ¿sabes que mantener relaciones sexuales provocará que vaya en aumento la libido? Me niego a pensar que la perdí. Así que iré en busca de ella. ¿Acaso tienes prisa? Hemos tenido “paciencia” en este largo proceso. Y eso que era un camino amargo ¿Qué prisa tienes ahora si el camino es placentero y agradable?

Empodérate mujer. Busca tu disfrute. Sólo cuando tú seas capaz de gozar, serás capaz de dar placer si así lo quieres. 

Comienza el despertar de tus sentidos…

Tal vez te interese el artículo relacionado Entrevista a Lara Castro-Grañén

¿Te ha parecido útil este artículo? Comparte esta entrada si te ha gustado o crees que a alguien más le puede interesar.

Para más consultas puedes contactarme aquí.

No Comments

Post A Comment

Suscríbete

Suscríbete

Recibe en tu bandeja de email nuestra Newsletter y otras comunicaciones superinteresantes:

Si quieres, puedes dejarnos tu dirección de correo electrónico y puntalmente te enviaremos información de tu interés, además de comunicarte nuestros eventos, talleres y novedades. 

¡Gracias por subscribirte!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar