Bienvenido a

Hilo de vida

Síguenos en

Entrevista a Laura Pastor

Entrevista a Laura Pastor

En mi profesión encuentro una manera de reivindicar y darle entidad a la salud, desde un punto de vista funcional, holístico e integral. https://www.enformapordentro.com/

Mírate, cuídate, tócatePara recuperar la vida sexual tenemos que encontrar sentir motivación, curiosidad, algo que nos despierte el interés por reencontrarnos con nuestro propio placer. Porque eso es salud.

Primero háblanos de ti ¿Quién es Laura Pastor?

Soy fisioterapeuta y me dedico a tratar problemas derivados de disfunciones en la zona pélvica y uroginecológica. Desde la consulta y desde la divulgación, a través de redes sociales o formaciones, peleo contra la normalización de síntomas como las pérdidas de orina o el dolor en las relaciones sexuales. Y empodero a mis pacientes para que conozcan su cuerpo. Si conoces tu cuerpo, las inseguridades desaparecen y los síntomas remiten.

¿Qué es fisiosexología?

La fisiosexologia es la aplicación de todas las herramientas que dispone la fisioterapia para tratar la disfunción sexual o mejorar la calidad de las relaciones sexuales en caso de no haber ningún problema. Es una disciplina poco conocida que realizamos los fisioterapeutas especialistas en suelo pélvico, pero que cada vez está despertando más interés.

Hablemos de sexualidad

¿Qué debe ponernos en alerta de que algo no funciona bien?

La ausencia o la desaparición del placer. La falta de libertad a la hora de expresar nuestra sexualidad, nuestras preferencias, nuestros deseos. La sensación de no estar haciendo aquello con los que te sientes cómoda. La presencia de disgusto, insatisfacción, incomodidad. Y por supuesto, la aparición de dolor. El sexo no duele, debe ser una fuente de placer y amor hacia el propio cuerpo.

¿Cuándo acudir entonces a una fisiosexóloga?

Las personas que vienen a mi consulta acuden muchas veces derivadas de otros profesionales, en su mayoría psicólogas especialistas en sexología; pero también vienen personas con inquietudes propias que intuyen que su problema tiene un origen más físico que emocional, aunque nunca podemos desvincular la psique del cuerpo. Nunca.

Acudir a una fisiosexologa es interesante en caso de detectar dolor en las relaciones sexuales asociadas al coito, dolor asociado al orgasmo (disorgasmia) o dificultades a la hora de alcanzar el clímax (anorgasmia).

También ante problemas directamente relacionados con la fisiología sexual, que se inician posteriormente a cirugías y tratamientos de determinadas enfermedades, como la diabetes, la hipertensión arterial o una cirugía de útero o próstata.

La dispareunia (dolor en el coito), el vaginismo (imposibilidad de mantener relaciones sexuales con penetración), la anorgasmia, los problemas de erección y eyaculación o cualquier dolor asociado al momento sexual, pueden estar causados por disfunción en determinadas estructuras de la pelvis e incluso el abdomen o el tórax. El famoso suelo pélvico tiene mucho que ver en todo este asunto.

¿Las mujeres están suficientemente informadas sobre su bienestar sexual?

No. Partimos de la base siguiente: no tenemos una educación sexual de calidad. El porno es nuestra única fuente de aprendizaje y el porno es como La Guerra de las Galaxias: todo lo que ves es ciencia ficción. Arrastramos etiquetas obsoletas como que el deseo sexual femenino es menor que el masculino, que hay dos tipos de orgasmo (el clitoriano y el vaginal) o que el dolor en las relaciones sexuales es normal.

Mientras que la sexualidad del varón se enaltece y se aplaude, la sexualidad de la mujer se ha silenciado durante años y se tiende a hablar de manera discreta. De hecho, no hace mucho tiempo que la ciencia ha empezado a investigar sobre la respuesta sexual femenina, y están descubriendo que nuestra excitación, nuestro deseo y nuestro orgasmo siguen vías neurofisiológicas que difieren a las del hombre.

Sexualidad y oncología ¿Cuándo comenzaste a tratar con pacientes oncológicos?

No hay una fecha de partida. Llevo 17 años tratando pacientes que quieren mejorar su calidad de vida o recuperar sus capacidades físicas y funcionales, sentirse otra vez fuertes, seguros, sentirse sanos o sin dolor. A mi consulta siempre han llegado personas que han atravesado procesos oncológicos, aunque quizá en los últimos 5 años la demanda ha ido en aumento (por lo que te comento en la siguiente pregunta).

¿Por qué no se habla abiertamente de las secuelas y efectos secundarios de los tratamientos oncológicos en el terreno sexual?

Porque no se considera una prioridad, al igual que ocurre después de determinados momentos en nuestra salud o nuestra vida, como el postparto o la menopausia. Lo “importante” es no tener lesión, que no hayan daños en los tejidos, que una intervención quirúrgica haya salido bienpero otras secuelas como el dolor, la pérdida de sensibilidad o el no reconocerte cuando te miras al espejo, no se contemplan como prioritarias.

El concepto de salud tiende a entenderse sólo como la ausencia de enfermedad, una visión muy simplista, porque la salud implica la calidad de vida en todos los aspectos que abarcan al ser humano. Entre ellos, la sexualidad. Lo importante verdaderamente no es la salud en sí, sino la percepción individual que cada persona tiene de su salud.

Una paciente que está pasando o ha pasado un proceso oncológico ¿puede recuperar una vida sexual placentera?

Por supuesto. Tardará más o menos, pero el placer se recupera. Hay todo un proceso en el que la confianza en el cuerpo hay que recuperarla. Hay que redescubrir nuevas líneas de placer, normalmente en un cuerpo que ha sufrido y que ha pasado por mucho estrés. Los desbalances hormonales, la medicación y los tratamientos también dan lugar a pérdidas de libido y disminución de las sensaciones eróticas. Es un nuevo momento de aprendizaje y de recuperación, pero sí, después de un proceso oncológico la vida sexual se puede recuperar.

Como despedida

¿Qué consejo le darías a las mujeres que sienten que han perdido su vida sexual?

Siempre digo que en el sexo hay que ser egoísta e inconformista. Hay que ser una rebelde. Me explico: egoísta a la hora de buscar tu propio placer, porque sólo así llegarás a conocerte lo suficiente para poder disfrutar a solas o en pareja. Egoísta porque tenemos que pensar más en nuestro placer y menos en lo que la sociedad nos dice que tenemos que sentir o hacer. Inconformista porque si hay algo que te disgusta no tienes que asumirlo, sino buscar respuestas, exigir soluciones, investigar.

Mírate, cuídate, tócatePara recuperar la vida sexual tenemos que encontrar sentir motivación, curiosidad, algo que nos despierte el interés por reencontrarnos con nuestro propio placer. Porque eso es salud.

 

Taller de fisiosexualidad impartido por Laura Pastor
No Comments

Post A Comment

Suscríbete

Suscríbete

Recibe en tu bandeja de email nuestra Newsletter y otras comunicaciones superinteresantes:

Si quieres, puedes dejarnos tu dirección de correo electrónico y puntalmente te enviaremos información de tu interés, además de comunicarte nuestros eventos, talleres y novedades. 

¡Gracias por subscribirte!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar